Skip to main content

España hace los deberes y cumple con parte del objetivo

Marc Gasol, jugador de la selección española de baloncesto.

Marc Gasol, jugador de la selección española de baloncesto.

España con una nueva generación de jugadores logra el pase a la final de la Copa Mundial de la FIBA. Los de Scariolo están por emular lo hecho en el 2006. 

España convence sin tantos nombres. No está Paul Gasol, pero en la plantilla hay un número de jugadores que quiere hacer historia y repetir la gesta de Japón, cuando los ibéricos vencieron a Grecia y se coronaron como los mejores del planeta. Desde ése entonces hay muchas similitudes y las mismas ganas de conseguir la gloria.

Ahora el pilar no se llama Paul, pero se sigue apellidando Gasol. Marc, el pivote de los Raptors en la NBA es el líder de un grupo de chavales y no tan chavales que quieren regresar a España a la cima del baloncesto. El catalán ha cumplido con creces este rol, en especial en la zona pintada, donde se ha convertido en un escollo en el poste bajo para todos los rivales.

La ÑBA venció a Australia (95-88) en un partido extenuante que se jugó con dos tiempos extras. Hasta ahora los canguros fueron los rivales más complicados que han enfrentado a los españoles en el torneo. Los oceánicos tenían las herramientas también para disputar la final de esta Copa, que hasta ahora ha sido un total éxito por parte de la FIBA.

Fue una épica actuación de Marc Gasol con 33 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. El menor de los Gasol hizo recordar la gran performance de su hermano ante Argentina en el 2006, donde se convirtió en el héroe para darle a España su primera final del Mundo en la historia. A diferencia de esa ocasión el pivote de los Raptors no terminó el partido lesionado y podrá estar en la final.

Pero hay que entender que Marc no ha estado solo en este proceso por lograr el segundo título mundial en la historia del baloncesto hispano. El aporte de Ricky Rubio y los hermanos Hernangómez se han convertido en los perfectos escuderos para que el líder de la selección pueda explayar todo su potencial en la duela.

Y no solo es la pareja de hermanos madrileños. También están Rudy Fernández y Sergio Llul, quienes siguen demostrando ese gran nivel en el concierto internacional del baloncesto. España tiene una oportunidad de oro para repetir la corona.

Es cierto que el rival de la final, sea Francia o Argentina, no será fácil y dicho partido será un encuentro donde el factor físico será fundamental para saber quién será el nuevo campeón del baloncesto FIBA.

España y Marc Gasol están a un paso de hacer lo que se ha soñado en los últimos 13 años. La de repetir título y convertirse en el mejor pivote del mundo. El jugador de Toronto ha hecho los méritos para ser considerado uno de los mejores del planeta y si consigue el título mundial, podría convertirse también en el primer jugador español de lograr el campeonato de la NBA y la Copa del Mundo en el mismo año.

Los ÑBA tienen  todas las herramientas para repetir. Al parecer Asia le viene bien al baloncesto español, ya que en Japón se logró el primer título y en China se podría concretar el segundo. Sergio Scariolo podría emular a “Pepu” Hernández como los estrategas con un título mundial en su currículo.

Llegó la hora de la verdad y el domingo 15 podría ser otra fecha importante para recordar en el deporte español. Otra fecha para no pasar por debajo de la mesa y tenerla marcada en el calendario. El domingo es la cita, ahora solo queda esperar como terminaría el día.

 



Posts relacionados



No hay comentarios: ¿quieres ser el primero en comentar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*