Skip to main content

Estrategias de apuestas online

Las apuestas online se han convertido en una de las fuentes de ingresos de muchas personas alrededor del mundo. Se trata de un negocio sumamente lucrativo por el cual se ha llegado incluso a manchar la deportividad de algunos profesionales de la élite deportiva. Solo hay que buscar “calciopolis” y encontraremos una historia de corrupción que envolvió al fútbol italiano por fraude en apuestas hechas en encuentros de primera división.

Hay personas que apuestan mucho más que dinero en las apuestas deportivas, por eso tanto interés en ganarlas. Sin embargo, en internet se han suavizado las cosas y se hacen de una manera más limpia, o al menos eso se trata de transmitir. Las apuestas online han revolucionado la manera en la que apostamos, lo ha hecho mucho más fácil.

Como en todo negocio, es importante tener una buena estrategia para asegurarnos ganar la mayor cantidad de dinero posible en cada operación. Podrías pensar que es ridículo tratar de diseñar un sistema en el cual puedas controlar las apuestas, pero la verdad es que hay una forma de analizar cada situación para predecir el resultado de las apuestas. Para ello solo debemos seguir algunos patrones probabilísticos que nos darán una guía de los posibles resultados de cada encuentro.

Esto necesita tiempo, como todo trabajo o negocio en el que decidimos sumergirnos, pero los números hablan de resultados que valen verdaderamente la pena. Hay personas que viven de las apuestas deportivas, y cuando decimos que viven nos referimos a que viven muy bien.

Un apostador experimentado que ponga suficiente dinero en cada operación puede conseguir dividendos de hasta cuatro cifras mensuales, una verdadera barbaridad si consideramos que el volumen de la inversión en ocasiones es infinitamente inferior a las ganancias. Trataremos de enseñar algunas estrategias para invertir en cada deporte. Pero primero vamos a dar un breve repaso por los factores más importantes que debemos tomar en cuenta al momento de realizar una apuesta.

Factores que influyen al realizar una apuesta

Estos son algunos condicionantes que pueden influir en el resultado de la apuesta.

Apostadores a favor o en contra: este es el aspecto más importante de las apuestas deportivas porque es el que a fin de cuentas decide cuánto dinero podemos ganar apostando en determinados eventos. Si la mayoría de la población de apostadores sigue la tendencia de apostar a un mismo equipo, este se determina como favorito y el valor del acierto a su favor se verá reducido. Es aquí cuando se determina un equipo como favorito.

Alta o baja: este es un factor que nos sirve para darle valor a una apuesta. Cada encuentro va a tener una alta, este es un número y determina el número de puntos que deben marcar ambos equipos o deportistas en un partido. Por ejemplo, si estamos apostando en un partido de liga entre el FC Barcelona y el Real Madrid con una alta de +2, significa que en el encuentro debe haber al menos dos goles, sin importar de qué equipo sea, para que ganemos la apuesta. Si apostamos a que el partido terminará con una menor cantidad de goles que la que marca la casa de apuestas, entonces estaríamos realizando una apuesta a la baja.

Estos factores pueden determinar la estrategia de apuesta, dependiendo de la variable a la que estemos apostando, podremos conseguir más o menos dinero. Cada estrategia es diferente, pero si se tiene la suficiente fe y astucia, todas pueden llegar a ser sumamente rentables.

Estrategias para ganar más apostando

En primer lugar, es necesario que tengamos buenos conocimientos sobre cada deporte y estemos algo actualizado en las condiciones actuales de cada equipo o deportista por el cual estemos apostando. Esto genera una diversidad de mercados de apuesta sumamente interesante, ya que nacen apostadores para determinados deportes e incluso para determinadas ligas de diferentes países. Es decir, si tenemos buenos conocimientos sobre la liga de Italia de fútbol, resultará mucho más fácil armar una estrategia en base a este mercado que si lo hacemos para la liga holandesa, de la que no conocemos mucho.

Hemos investigado algunas de las estrategias de apuesta más interesantes y las compartimos para que podamos utilizarlas o crear un propio sistema en base a ellas.

Estrategias para fútbol

Ya conocemos las cifras mareantes que se mueven en el tiempo de fichajes pero podemos sorprender si decimos que el mercado de fichajes es uno de los que menos dinero mueve anualmente en el fútbol. Nada da más dinero que los derechos televisivos y los bonos de apuestas. Esto se debe a que se ha creado un negocio tan amplio en el fútbol, que prácticamente da lugar para apostar sobre cualquier cosa. Más allá de los resultados de determinados partidos y saber en qué minuto se va a marcar un gol, también podemos jugar incluso con los despidos de entrenadores y próximos fichajes de un equipo.

Apostar al alta en ligas poco competitivas: una estrategia que salió de la pillería de alguien son las apuestas en ligas poco competitivas. Hay ligas en las cuales siempre hay un equipo extremadamente superior a los demás, como es el caso del Celtic en Escocia, de modo que es muy fácil predecir los resultados de esos partidos.

Se puede pensar que es una pérdida de tiempo pues cuanto más favorito es el rival menor es la ganancia, pero si lo vemos bien se trata de una apuesta casi segura que nos va a generar ingresos bajos pero seguros. Si además de eso apostamos a que siempre se dará la alta, recibiremos una atractiva bonificación por realizar ese tipo de apuesta.

Apostar al empate: apostar al empate se ha convertido en una forma muy lucrativa de ganar dinero en apuestas William Hill. Esto se debe a que las bonificaciones por acertar un empate son buenas, generalmente el dinero apostado se triplica.

Lo que debemos hacer es siempre apostar al empate de un determinado equipo. Si la primera vez no resulta, podemos intentarlo la segunda vez apostando la misma cantidad de dinero, pues al este verse triplicado, habremos gastado solo dos tercios de la ganancia y la tercera parte será toda para nosotros. Incluso si se falla la segunda vez, podemos intentar una tercera vez y así recuperar todo el dinero gastado hasta el momento. Es un método muy efectivo porque se trata de acertar una simple apuesta para la cual tenemos hasta tres oportunidades de acierto.

Apuestas direccionales con sentido: una apuesta direccional es la apuesta que realizamos a favor de un determinado resultado. En términos básicos estamos jugando contra las probabilidades de que este resultado se dé o no. Esta es una de las formas menos complicadas de apostar, pero también una de las más difíciles de acertar pues estamos jugando directamente contra la casa de apuesta.

Sin embargo, hay una forma de hacer que este juego se ponga a nuestro favor y es jugando con las probabilidades que las propias casas de apuestas dan a un equipo para ganar. Generalmente, la casa de apuesta atribuye una cuota más baja al equipo que piensa tiene más probabilidades de ganar, al favorito como explicamos anteriormente. Esto es porque asume que dicho conjunto tiene más oportunidades de ganar.

Para ganar más dinero con este tipo de apuestas, tenemos que apostar cuando las probabilidades que la casa de apuesta aporta a un equipo son inferiores de lo que realmente son. Por ejemplo, en un encuentro entre la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao en Anoeta, un partido sumamente parejo, es probable que la casa de apuesta dé una ligera ventaja a la Real, pero al ser un conocedor del fútbol sabemos que el Bilbao puede perfectamente ganar en Anoeta. De modo que apostamos en contra de la tendencia de la casa de apuesta y conseguimos rentabilizar el acierto.

Tenis

Apuestas al set: esta es posiblemente la manera más fácil de ganar dinero apostando al tenis. Se le ha llamado apuesta al set porque literalmente apostamos a que uno de los tenistas ganará al menos un set del partido. Lo que debemos hacer es buscar un encuentro igualado de un torneo Master 1000 o inferior donde gana el mejor en tres set.

En los encuentros igualados, es muy normal ver resultados apretados en los que se llega hasta el tercer set del partido. De modo que apostamos al 2-1 o 1-2 y no importa quién gane, habremos acertado, pues lo que estábamos comprobando era que cada tenista ganaba un set como mínimo. En cierto modo es como apostar al alta o a la baja en cualquier otro deporte.

Apostemos siempre con sentido común

Es muy fácil dejarse llevar por las emociones y cometer una locura. Las apuestas deportivas pueden ser muy lucrativas, pero también pueden llevar a cualquier mal apostador a la ruina.

Es importante tener sentido común y sobre todo un buen perder. Muchos de los que pierden todo lo hacen tratando de recuperarse, pero en ocasiones es mejor dejar las cosas pasar e intentarlo en otra oportunidad con mejor suerte.